#12: Purga


Hoy nos encontramos ante uno de los eventos más importantes que ocurren en el sistema inmune. El proceso de selección que sufren los linfocitos T en el estroma del timo.

Cuando Tim Munity, al igual que el resto de linfocitos, entra en el laberinto del estroma, sufre un bombardeo de estímulos; las células del estroma tienen la curiosa propiedad de simular encuentros entre los linfocitos T y la mayoría de células del organismo. Nosotros los hemos representado como marionetas de células que van apareciendo por sorpresa. En realidad, lo que ocurre es que las células del estroma muestran a los linfocitos fragmentos de proteínas representativos de diferentes células del organismo (antígenos de estas células), como del páncreas, de la retina, de la piel, etc.

El objetivo de estos encuentros es evaluar cómo responde cada linfocito T con una célula cualquiera del organismo. Dependiendo de esta respuesta, el linfocito es obligado a suicidarse, por apoptosis, o sobrevive.

Vamos a examinar qué puede pasar:

esquema 11

1) El linfocito no responde en absoluto a los estímulos del estroma: Los linfocitos T son especialistas en eliminar células tumorales o infectadas. Para ello necesitan contactar con ellas, para identificar la célula como amenaza o no (ver vídeo sobre la identificación de otras células aquí). Si no son capaces de estimularse mínimamente cuando encuentran otra célula del organismo, ese linfocito T no sirve para nada y por lo tanto se elimina. Es lo que llamamos SELECCIÓN POSITIVA, ya que sólo la pasan los linfocitos T funcionales.

2) El linfocito reacciona excesivamente ante los estímulos del estroma: Por otro lado, si tenemos un linfocito T que ante la presencia de células del propio organismo reacciona anormal o excesivamente, significa que ese linfocito puede ser una potencial amenaza. Por ejemplo: A un linfocito T se le muestran en el estroma del timo  fragmentos de una célula del páncreas y reacciona como una animal. Si esta célula no se elimina, al salir del timo podría atacar las células productoras de insulina del páncreas, produciendo diabetes. Por lo tanto hay que eliminar estas células. Esto es lo que se llama SELECCIÓN NEGATIVA; su objetivo es evitar que se produzcan linfocitos T autorreactivos.

3) El linfocito T reconoce los estímulos del estroma pero no reacciona excesivamente: Esta reacción intermedia es la única que le permite a un Linfocito T sobrevivir. Es decir, un linfocito que sea capaz de identificar otras células del organismo, pero no sea una amenaza contra ellas. Esto, lamentablemente sólo lo cumple un pequeño porcentaje de los linfocitos que entran en el timo. El resto son irremediablemente purgados..

Como podéis ver, hay pocas cosas más difíciles que llegar a ser un linfocito T hecho y derecho…

En las próximas tiras veremos cómo acaba la instrucción en el timo y volveremos a la médula para ver qué ocurre con Luis Otipo en el instituto. ¿Será tan duro como el timo?

3 comentarios en “#12: Purga

¿Qué te parece el cómic?