#17: Tic Tac.

Tira 17v2

Hoy presentamos el archiconocido agobio de un examen, sumándole la motivación extra de que si no apruebas te matan.
Literalmente.

Realmente las perspectivas de un linfocito antes de madurar no son muy halagüeñas, y si no que se lo pregunten a Luis Otipo.
Bueno, volvemos a la formación de un buen linfocito B.
Recordemos lo que dijimos hace dos números.

“Todo el desarrollo de estos linfocitos está dirigido a que los Linfocitos B que salgan de la médula  produzcan cada uno un tipo de anticuerpos, y que esos anticuerpos no se unan y ataquen a elementos del propio organismo.”

Muy bien, estamos en el primer paso, en el momento en el que los linfocitos B aprenden a generar sus propios anticuerpos (o inmunoglobulinas) individuales y específicos.

No es nada fácil; y como en el caso de los linfocitos T, se trata de un fenómeno donde el azar juega un papel muy importante. No en vano Luis Otipo construye su inmunoglobulina en el último segundo y en medio de un ataque de histeria.Esta es la pinta que tiene una inmunoglobulina (ojo, hay diversas clases, con algunas diferencias entre ellas como veremos más adelante):

En realidad, el proceso mediante el cual los linfocitos B forman las inmunoglobulinas es prácticamente igual al proceso en el que los linfocitos T construyen su receptor.

Hay algunas diferencias con los linfocitos T, en cualquier caso.

Aunque cada linfocito B tenga una inmunoglobulina característica que reconozca específicamente una sola amenaza, esta inmunoglobulina puede tener diversas formas a lo largo de la vida del linfocito B (aunque siempre reconozca lo mismo).
Recién salidos de la Escuela de la Médula Ósea, la mayoría de inmunoglobulinas de los Linfocitos B actúan como un receptor/detector a distancia de moléculas de posibles
amenazas. Se trata de Inmunoglobulinas M y de momento las tienen pegadas a la superficie de la membrana celular.

Es algo parecido a lo que ocurre con los retratos robot de los linfocitos T pero sin necesidad de contactar con otra célula para pedirle la documentación.

Y ya lo veremos más adelante, pero el detector (al menos en los linfocitos B recién formados), también puede funcionar como lanzamisiles teledirigidos).

¿Qué te parece el cómic?