#28: Señales entre los pliegues

Células NK cacheando a una célula epitelial.

Es posible que no se trate de la práctica más popular, pero en nuestro cuerpo un cacheo a tiempo suele ahorrar catástrofes en el futuro.

En el anterior capítulo comentamos que además de revisar que las células tengan su documentación (MHC) en regla, las NKs hacían algo más antes de dejar ir a las células durante un registro.
Ese “algo más” consiste en un examen de la membrana de la otra célula, tan intensivo que haría palidecer al control de seguridad más exhaustivo. Las células Natural Killer deben su nombre a un olfato natural para detectar señales de que algo no va bien en la célula que cachean.

¿Qué señales buscan las NKs?

Las protagonistas de hoy son capaces de detectar ciertas señales/proteínas en la membrana de las otras células, que solamente aparecen cuando esa célula se encuentra infectada o cuando empieza a transformarse en una célula tumoral>/b>.
Las células sanas no presentan estas marcas en la membrana, por lo que si aparece cualquiera de estas señales en la célula registrada, es señal de que es peligrosa. Y eso significa que hay que eliminarla.
Pero eso no es todo. También eliminarán a la otra célula si ven que tiene algún anticuerpo unido. Recordad que los anticuerpos son las armas de los linfocitos B. Si tiene anticuerpos unidos, significa que un linfocito B la ha atacado; y eso sólo puede ser porque estaba infectada. Por eso, la NK no tendrá piedad y la eliminará.

Señales que buscan las células NK para destruir al enemigo

Cuando una célula está infectada o presenta daños, en su superficie pueden aparecer algunas proteínas que llaman la atención de las células NK, advirtiéndoles de que esas células pueden ser peligrosas. Otra señal de peligro son los anticuerpos pegados a la superficie de las células.

Así que ya lo véis, éste es el día a día de las células NK, que realizan un control exhaustivo de las células con las que se cruzan: Les piden la documentación (MHC) y examinan que no presenten signos de ser peligrosas.

Esto garantiza que no haya células peligrosas campando a sus anchas. De hecho, las personas que carecen de NKs son muchísimo más susceptibles a determinadas infecciones y más propensos a desarrollar tumores.
Más adelante las veremos en acción y veremos cómo eliminan al enemigo.

En la próxima tira echaremos un ojo a Francisco de Asís Tamina y a Inés Pecífic, que hace tiempo que no sabemos nada de ellos!

4 comentarios en “#28: Señales entre los pliegues

¿Qué te parece el cómic?