#38: Un precursor, una jura de bandera.

Tira 38 de A Lumph's Life: Un precursor, Una jura de Bandera.

Parece que todos los linfocitos de este cómic están llegando a un momento decisivo en sus vidas:
El momento de dejar de ser un precursor linfoide y ser declarado LINFOCITO MADURO.  Cuando concluyen su formación y oficialmente empiezan a ejercer su profesión. ¡Y en el cuerpo nunca falta trabajo!

Ha sido un camino largo y lleno de dificultades. Muchos han empezado. Muy pocos han concluído.

Pero estas reflexiones existenciales no vienen al caso ahora. Hoy queremos recordar brevemente de dónde vienen genealógicamente los LINFOCITOS de este cómic. Para repasarlo, os aconsejamos ojear la Tira 2, donde hablamos de los orígenes de nuestros personajes.

El Linaje Linfoide:

Todos los linfocitos del cuerpo, aunque tengan destinos y formaciones distintas, provienen de un progenitor común: La célula madre Linfoide.
Esta esforzada célula, con hogar en la médula ósea, tiene como función generar bebés linfocitos, llamados precursores linfoides.

Origen de cada precursor linfoide.

Una bonita estampa familiar linfoide.

Entre sus hijos encontraremos algunos muy precoces, ansiosos por lanzarse a luchar contra las amenazas. Son las células NK, como Julián Tivirus. Células que tal y como nacen ya se encuentran listas para funcionar.
Otros, de espíritu aventurero y heróico, deciden alistarse como futuros Linfocitos T (como Tim Munity, protagonista del Diario). Poco después de nacer como precursor de Linfocito T, salen a la sangre y viajan al timo. Allí sufrirán un salvaje adiestramiento, que los convertirá en Linfocitos T Maduros.
Finalmente otros, como Luis Otipo, son más reacios a abandonar el ala materna y permanecen en su forma de precursor en la médula ósea hasta madurar. Son los linfocitos B, que llevan a cabo toda su formación y educación en la médula ósea. (De ahí que nuestro querido Luis Otipo esté al borde del pánico cuando piensa en lo que le va a decir su célula madre si suspende…)

Todos diferentes, todos linfocitos.

¡Pronto los veremos ya en acción!

2 comentarios en “#38: Un precursor, una jura de bandera.

¿Qué te parece el cómic?