#31: Sheriffs y Sepultureros

Tira 31: Sheriffs y sepultureros

¡Hoy empezamos la tira con un tebeo del oeste, al que parece estar aficionada Inés Pecífic!

Tiros, villanos, cantinas y puñetazos… Quizá nuestra querida Inés Pecífic esperaba que su vida como macrófago fuera un poco más parecida al cómic que tiene en la mano. Pero como ya hemos ido indicando en las anteriores tiras, el día a día de un macrófago muchas veces no está envuelto en la épica que muchos se imaginan:

Sepultureros del Cuerpo:

Por muy siniestra que parezca, la función de sepultureros es una función increíblemente importante que desempeñan con gran eficiencia los macrófagos de nuestro cuerpo.

Diariamente muchísimas células pierden la vida por diversas razones; puede ser que simplemente ya hayan excedido su vida útil, o puede ser que hayan resultado dañadas; o puede ser que hayan cometido apoptosis al percibir que podrían ser potencialmente peligrosas para el cuerpo. La cuestión es que la muerte celular es un proceso normal que ocurre en todos los tejidos, como hemos dicho en otras ocasiones.

Los macrófagos fagocitan rápidamente todas las células que van muriendo, manteniendo los tejidos impecables. La razón principal es que una acumulación anormal de células muertas es interpretada por nuestro sistema inmunológico como una advertencia de que puede haber una infección en nuestro organismo, por lo que se ponen en marcha todos los mecanismos de defensa.

Los macrófagos actúan de sepultureros para evitar que la acumulación de células muertas provoque reacciones inmunitarias innecesarias.

Esto es importante, porque cuando los macrófagos sufren algún defecto en su capacidad de eliminar las células muertas, estas se acumulan rápidamente y el cuerpo pone en marcha una respuesta inmunitaria, incluso sin que haya una infección presente. Estas respuestas pueden prolongarse mucho tiempo y dañar profundamente los tejidos.

No es extraño pues, que se haya correlacionado defectos en fagocitosis con patologías autoinmunes como el lupus, la artritis reumatoide o incluso enfermedades neurodegenerativas.

Por lo tanto ¡Cuidado! La profesión de sepultureros puede ser tan honrosa como la de un aguerrido sheriff del oeste.

8 comentarios en “#31: Sheriffs y Sepultureros

¿Qué te parece el cómic?